De reportero a reportero


Por Darío Dávila

Es fácil hablar del coraje e indignación por el clima de violencia al que nos enfrentamos los reporteros en México.
Pero no basta con decirlo si no hacemos algo al respecto.
Si no podemos conjugar los verbos cuidar y compartir.
Si no entendemos que lo que le pasa a un reportero, nos pasa a todos.
Si no entendemos que solidaridad no sólo es decir “ya basta”, “ni uno menos” o “los queremos vivos”.
Solidaridad es compartir conocimiento y herramientas.
Es capacitarnos e innovar.
Es desterrar la arrogancia y el egoísmo entre nosotros.
Solidaridad no es sacar del aire una transmisión.
O decir que el periodismo en la frontera está muerto.
Porque al periodismo no sólo lo matan los cárteles con armas o los grupos de poder.
Al periodismo, también lo mata la ignorancia, la incapacidad de asombro, la falta de humildad y el olvidar cómo se llora.
Tenemos dos opciones: O estar entre aquellos que hacen que las cosas pasen, y entre los que ven las cosas pasar.
Por periodistas como tú, que hacen que las cosas pasen, que son un combustible para que se conozca la verdad, que no se quitan el traje a la hora de dormir, vale la pena creer en que este oscuro periodo de hacer periodismo en México, puede cambiar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s