La escuela de ‘La Mara’

* Para ver la historia navega por el PDF

POR DARIO DAVILA | enviado
TAPACHULA, Chis.- Se paró en medio de las vías del tren a media noche. Agarró la chimba -la pistola que había hecho con tubos de acero-. Giró el cuello hacia los hombros. Encogió los dedos de la mano derecha con los que agarraba el arma y ¡pum!, Roger Alexis, un pandillero de la Mara Salvatrucha, sóltó el disparo que pegó en
la cabeza de uno de sus rivales del Barrio 18.
Roger Alexis, tiene 16 años y cinco lágrimas tatuadas abajito de la línea de los ojos. Están pintadas de negro. Una la tiene dibujada muy cerca del pómulo derecho. Ahí donde se ha escrito con aguja y sangre el código con el que asesina y por el que dice luchar, la M.S: ¡Viva La Mara Salvatrucha, hermano!”.
Ese código con sus costumbres y creencias está en México desde hace cuatro años y ya escogió su centro de capacitación para quienes deseen ingresar a la Mara: la ciudad de Tapachula, Chiapas y Ciudad Hidalgo.
Aquí, la Mara Salvatrucha y el Barrio 18, dos bandas centroamericanas antagónicas desde los años 80, que han puesto en jaque a Honduras,
El Salvador y Guatemala, están aglutinando a pandilleros mexicanos para enseñarles la escuela de “La Mara”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s