Prueba: ¿Eres un periodista emprendedor?

Por Amy Webb
Tomado de ijnet.org

Parece que todos a tu alrededor están iniciando su propio negocio, mientras que las universidades de todo el mundo están ofreciendo entrenamientos para profesionales emprendedores. Claro, quizás tienes una buena idea, pero ¿cuentas con el temperamento adecuado, con las habilidades sociales para el éxito?

Ya sea que estas pensando en iniciar tu propio servicio de freelance, el lanzamiento de una aplicación móvil o la creación de una herramienta digital para ayudar a los periodistas en todo el mundo, debes tomar un momento para pensar en cómo podría funcionar todo esto para un periodista-empresario.

A continuación podrás encontrar una pequeña prueba que te ayudará a determinar si tienes las capacidades para comenzar tu propia empresa periodística…o en su lugar podrías proponer una buena idea en la sala de redacción, que podría servir como incubadora de tu proyecto y la pudieras ayudar a iniciar. Responde cada pregunta honestamente y bien.

Después de las preguntas podrás encontrar la información de cómo calificarte.

Responde: Si o No a las preguntas:

1. Me gustan los desafíos, incluso si son aquellos en los que quizás no pueda ganar.

2.. La gente me dice que estaría mejor si yo fuera mi propio jefe.

3. Soy por naturaleza un vendedor. Puedo convencer a cualquiera que mis ideas son oro.

4. No me gustan cuando quienes saben menos que yo me dicen que tengo que hacer.

5. Hago las cosas mejor cuando no estoy siendo micro-dirigido o cuando estoy bajo la supervisión de alguien.

6. La gente me dice que tengo una capacidad increíble para manejar las situaciones

7. Puede que no sea la persona más talentosa en la sala, pero puedo garantizar que voy a trabajar más tiempo y más duro que nadie para hacer un trabajo bien hecho.

8. Si tengo que elegir entre terminar un importante proyecto y un día de relax en la playa, ¿Lo pasaría detrás del escritorio?

9. Raramente me siento satisfecho.

10. Soy un evangelizador por naturaleza. – La gente se entusiasma por mis ideas y quieren unirse a mí y participar en las acciones y actividades.

11. Tengo el don para imaginar mejores maneras de hacer las cosas, incluso si no son mi responsabilidad.

12. Estoy 100% enfocada en los resultados.

13. Tengo una lista de metas personales y profesionales, y me esfuerzo por casi todos los días para alcanzarlos.

14. Mi lema es “no rápido”. Si mi primera idea no funciona, soy rápida para reconocer y adaptarse. Siempre tengo nuevas ideas.

15. Vivo para trabajar en lugar de trabajar para vivir.

16. Me siento cómodo si a veces no tiene un salario fijo mensual

17. Puedo organizar mis finanzas para poder tener múltiples flujos de ingresos y así no depender de una sola fuente.

18. Soy un excelente administrador: Me gusta completar las tareas a tiempo, hacerles seguimiento.

19. Me siento cómodo manteniendo el registro detallado de mis gastos.

20. Estoy dispuesto y capaz de conciliar la tarjeta de crédito y estados de cuenta bancarios diario o semanal.

21. Algunos de mis amigos tienen sus propios negocios

22. Algunos de los miembros de mi familia tienen sus propios negocios.

23. Mi pareja me daría el espacio y el tiempo para trabajar por mi cuenta, ya sea en nuestra casa o en una oficina.

24. Para aquellos con niños: Tengo un plan que me permite trabajar y ser padre al mismo tiempo.

25. Tengo la capacidad para recibir de buena manera las críticas.

Resultados

Si contestaste “SI” a por lo menos 21 preguntas, lo más probable es que tengas la personalidad, las capacidades y las circunstancias de la vida para iniciar tu propio negocio. Si contestaste “sí” a menos de 21 preguntas, esto no necesariamente indica que no puedes iniciar un negocio. Lo que debes hacer es evaluar honestamente tu situación antes de tomar el próximo paso.

Con el fin de tener éxito como empresario, necesitas ser un buen administrador, lo que significa ser su propio jefe. Al principio, tendrás que perseguir a los clientes para que paguen las facturas – que también significa que tendrás que construir un sistema para el seguimiento de su flujo de caja. Tendrás que ser un gran vendedor, negociar precios y ofertas, así como convencer a la gente que debe trabajar contigo. Tu primer proyecto podría no tener éxito. Si eres alguien que llega a ser emocionalmente ligado a un apasionante proyecto y no eres capaz de dejarlo atrás fácilmente, puedes perder hasta la camisa (y todo lo que has invertido para su inicio).

Toma tiempo para pensar lo que sería no tener más un pago mensual regular (o un cheque regular en el futuro) para perseguir tu idea. También te recomiendo hablar de tu idea con amigos de confianza y familiares que te puede dar una opinión objetiva, sincera.

Amy Webb es consultora de medios digitales y directora de Webbmedia Group, LLC. En su columna semanal Webb en la Web, Amy informa sobre multimedia y da consejos sobre reportería y estrategias para incorporar la tecnología en la sala de prensa. También puede encontrar a Amy en Twitter y delicious.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s