Fe desde el vientre: El Señor de Tepozán



Por Darío Dávila

twitter: dariodavila

Tiene forma de frijol y vive en un vientre entre minas de oro y carbón. Su madre decidió presentarlo el Señor de Tepozán. El ultrasonido habló por si solo: En tus manos dejo la salud y la vida de nuestro hijo que viene en camino.

Otra mujer – que dejó bajo el altar una foto de su pequeño prematuro- le dio gracias por los favores recibidos.

En Real de Asientos, Aguascalientes, un pueblo minero, cientos de mujeres camino a ser madres o con hijos enfermos, han encontrado en un templo franciscano del siglo XVII, un santo que -según sus creencias- las ayuda a que su embarazo vaya por buen camino.

Proximamente la historia completa….

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s