De cómo se pierde el oro en una noticia…

Por Darío Dávila
Twitter: @dariodavila

En algunas investigaciones periodísticas no hay que decirle perro al perro, basta con enseñarle el collar. A propósito el periódico mexicano El Norte de la cadena Reforma, ha difundido material contundente sobre Jonás Larrazabal, hermano del alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal y su relación con casinos en Monterrey.

Pero el diario, editor y reportero exhiben sus prejuicios al usar frases como: “la cercana relación entre ambos es innegable” “una vida de lujos que parece superior a su presunto oficio de comerciante”. A 100 metros del oro, el periódico cayó en la tentación de darle contundencia a su texto, al acentuar hechos que son obvios.

De este texto, los editores y reporteros podemos aprender que nuestra labor no es juzgar, sino explicar mejor que nadie. La mejor lectura la darán las audiencias y ellos juzgarán nuestras historias.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s